Hay una regla de oro a la hora de agrandar y no agobiarnos cuando los espacios son pequeños, debemos utilizar la pureza del color blanco.

Las paredes lisas de blanco, suelos porcelánicos en blanco y muebles en blanco ayudarán a olvidarnos de la opresión del pequeño espacio, produciendo ligereza y ayuda a aquellas personas cuyas vidas son muy dinámicas. De esta forma la paz y el confort nos serena ayudando a limpiar y aclarar las emociones. Así mismo para que el color blanco en un momento dado no de la sensación de frío, sólo se necesita incluir elementos de color que rompan la armonía y equilibre las sensaciones como cojines, cuadros, cortinas u otros elementos que armonicen el espacio. El color blanco por excelencia nos traslada hacia los espacios marineros de olores penetrantes a verano y caricias en el rostro, todo un lujo al alcance de cualquiera.

Mas información en www.valentine.es

Colores únicos que combinan siempre con estilo. ver en http://www.valentine.es

 

 

 

 

Foto: ver fotos color blanco